Marruecos

M’Hamid, puerta al Desierto del Sahara


M’Hamid es una población que está en la región de Zagora, en el centro de Marruecos, y es reconocido como uno de los lugares en donde empieza el Desierto del Sahara, lo que es la razón principal por la que muchos turistas llegan hasta allí, ya que desde allí salen diversos tours hacia este impresionante lugar. Una buena cantidad de personas deciden salir desde allí porque se dice que es más auténtico que el otro destino de donde salen también caravanas desérticas, que es Merzouga.

La forma más fácil de llegar hasta este lugar es en automóvil privado, ya que en general no está tan lejos de algunas ciudades principales. Aunque Marrakech está a sólo entre siete y ocho horas de M’Hamid, la mayoría de turistas prefieren hacer el viaje desde Uarzazate, que está a sólo cinco horas, y que se hace por una carretera por la que se pasan por pintorescas villas pequeñas y hasta por un pequeño pedazo del desierto.

Esta población es lo suficientemente pequeña para recorrerla a pie y hay varios lugares que se pueden explorar. Uno de ellos es su mezquita, la que se puede ver sólo por fuera porque, como la mayoría de ellas, está cerrada para las personas que no son musulmanes. Y la atracción principal tal vez sean las dunas de Erg Chigaga, que están a unos cincuenta kilómetros de distancia y a las que se tienen unos buenos accesos.

Sin embargo, la actividad principal que se puede hacer en M’Hamid es ir de viaje al desierto, ya sea en un sólo día o en varios, y en diferentes modos de transporte como son los camellos, las motocicletas o las camionetas 4×4. Se recomienda a los turistas que van por primera vez empezar con viaje un poco más cortos para luego ir pasando a los que ofrecen mayores aventuras, porque el recorrido es difícil y agotador.

Fotografías de Herc83, Jean & Nathalie.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario