Francia

Château de Malmaison de Napoleón y Josefina

Chateau de Malmaison 1
El Château de Malmaison, o Castillo de Malmaison, es una espectacular construcción que se encuentra en la ciudad de Rueil-Malmaison, en el departamento de Hauts-de-Seine, a unos doce kilómetros de París, capital de Francia. Este sitio solía ser el lugar de residencia de Josefina de Beauharnais, la primera esposa de Napoleón Bonaparte y la primera emperatriz del Primer Imperio Francés.

Josefina compró este sitio el 21 de abril de 1799 para ella y para su marido, en lo que en su época era una construcción no muy hermosa, pero que tenía unos 0.61 kilómetros cuadrados de bosques y praderas. Napoleón aprobó la compra de este sitio cuando regresó de Egipto y se convirtió en el dueño de la propiedad, que en el futuro se convertiría junto al Palacio de las Tullerías, en la sede del Gobierno Francés.
Chateau de Malmaison 2
Después del divorcio, el Château de Malmaison pasó a ser de Josefina junto con sus colecciones, y después de décadas de compras y diferentes dueños, fue donado al estado en 1904 y su museo fue inaugurado en el año de 1906. En este sitio se recomienda ver su fachada que es una reconstrucción de lo que solía ser antes de que lo comprara Bonaparte, así como el Pabellón de los Vehículos, que está en lo que solían ser los establos y en donde se pueden ver algunas esculturas que fueron tomadas del parque del castillo para que no se deterioraran.

Y en el interior del Château se pueden ver los espacios en forma similar a como eran en las épocas en las que Napoleón y Josefina vivían allí. Se recomienda visitar la habitación de Napoleón, el Salón de Música, la colección de porcelana de la emperatriz, la biblioteca, el Salón de Billar, el Apartamento de Josefina y el Salón Comedor, entre algunos otros sitios.

Fotografías de Moonik.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario