Australia

St. Kilda, playa de Melbourne

St Kilda 2
Port Phillip es una bahía que se encuentra en el estado de Victoria, en el suroriente de Australia, y que tiene una buena cantidad de playas que son parte del atractivo para los turistas que allí llegan. Estos lugares son muy populares para las familias y deportistas, en especial durante el verano y otros festivos y hoy vamos a visitar la llamada St. Kilda.

Esta playa está a solo seis kilómetros hacia el sur del centro de la ciudad de Melbourne, por lo que es considerada como la más popular de ella, y muy visitada por locales y por los turistas que están de paso. Todo este lugar está cubierto de arena y tiene unos setecientos metros de largo entre el club náutico de St. Kilda y su puerto.
St Kilda 4
La playa se encuentra en la parte nororiental de la bahía de Port Phillip, lo que hace que esté protegida un poco de los vientos marítimos, aunque las mareas son iguales que en el resto de las playas. La actividad favorita para los que visitan es la natación, así como tomar el sol en la playa y caminar por los paseos.

Si eres amante de los deportes acuáticos, la playa de St. Kilda también es un buen lugar, porque puedes hacer navegación, kitesurfing, esquí acuático, surfing y jetskiing, entre muchas otras actividades. Además puedes disfrutar de un paseo por sus calles rodeadas de palmeras, voleibol de playa, y sus jardines y parques.

Además, en una visita a este lugar tan cercano a Melbourne, no te puedes perder ir a ver los maravillosos atardeceres, ver sus edificaciones antiguas, y aprovechar para comer o beber algo en su gran oferta de bares, pubs y restaurantes. Y para terminar, puedes aprovechar para ir a ver una obra de teatro o uno de los numerosos eventos que allí se presentan durante el año.

Fotografías de bradmcs, Alpha, Bidgee, Chris_Samuel, Joe Bennett.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario