El cementerio de aviones

27 de abril de 2011

Estas aquí: Ser TuristaEstados Unidos

Vista aérea de AMARC

Quizá una de las mejores cosas que nos puede aportar la curiosidad del viajero sea el poder conocer acerca de los lugares más insólitos. La lista es enorme y en ella una buena parte ha sido creada por la mano del hombre, quien parece no tener límites a la hora de hacer posibles los sitios más extraños del planeta.

Un ejemplo bastante singular de lo que digo lo encontramos en el mayor cementerio de aviones que se conoce y que se encuentra ubicado en el Desierto de Mojave de Tucson, en el estado norteamericano de Arizona. Si quieres un avión de segunda mano… ese es tu sitio.

Y prácticamente es eso, una inmensa extensión de terreno dedicado a almacenar vehículos aéreos. Nació después de la II Guerra Mundial, ante la necesidad del gobierno de Estados Unidos de “guardar” sus B-29 y sus C-47. La zona fue escogida por factores meteorológicos y composición geológica. El bajo índice de precipitaciones, el clima seco y la alcalinidad del suelo lo hacían perfecto para mantener los aparatos a salvo de la corrosión.

Un almacen de aviones de 2ª mano

Por otra parte, el tipo de suelo -un caliche de singular dureza- permite que los aviones puedan ser maniobrados sin necesidad de emprender la construcción previa de rampas de estacionamiento de acero y hormigón.

El conjunto de las instalaciones de mantenimiento y almacenamiento de aeronaves para su custodia y reciclaje está a cargo de la Base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan y es conocido como 309 AMARG, siglas de  309th Aerospace Maintenance and Regeneration Group, si bien la mayoría se refiere al lugar como “El Cementerio”.

AMARG custodia casi 4500 aviones y 13 vehículos espaciales. Desde los Marines a la NASA, al parecer todos dejan por allí sus “cacharros”. De todos modos, durante los últimos tiempos el centro ha dejado de estar destinado únicamente al excedente militar y allí podemos encontrar desde auténticas reliquias hasta tecnología desfasada o, incluso, aviones privados que no han podido ser mantenidos por sus dueños originales.

A partir de ahí las labores del cementerio son las mismas que las de cualquier cementerio de vehículos. Por un lado tenemos la sección de piezas para otros aparatos y, por otro lado, la venta de aviones obsoletos pero en perfecto estado a países con menos poderío económico.

Fotografías de Wbaiv, Mike Monteiro, Danny McL, Jr Rosenberg y USGS.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Más destinos con turismo:

,

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Lee más artículos de Mar Santiago

Comentarios para "El cementerio de aviones"

  1. MARIA Dice:

    como haces para encontrar todo esto
    muy bueno

  2. DarR Dice:

    Curiosidad, María, soy muy curiosa y todo me interesa; así que en los viajes siempre acabo descubriendo cosas alucinantes y sorprendentes. Gracias por seguirnos.

Deja tu comentario