Sri Lanka

Anuradhapura, de las ciudades sagradas de Sri Lanka

Anuradhapura 1
Sri Lanka es un país que se encuentra en la parte norte del Océano Índico, en el sur de Asia, y que tiene una larga historia de más de 3.500 años que puedes ver reflejada en algunos de sus atractivos más importantes. Si quieres descubrir la belleza y la magia de otros tiempos, puedes ir a la ciudad de Anuradhapura, que tiene unas ruinas muy bien conservadas que te llevarán en un viaje por el tiempo y la historia.

La forma más fácil de llegar hasta esta parte del país es en automóvil de alquiler o autobús desde Colombo en un recorrido que tiene una duración de entre cuatro y cinco horas, dependiendo de las paradas y de la velocidad del conductor. Y ya estando allí muchos prefieren moverse en tuk tuk, que además te da la oportunidad de ver muchos de los lugares desde más cerca y con más facilidad.
Anuradhapura 2
La ciudad de Anuradhapura es la capital de la provincia Central del Norte y es una de las capitales antiguas del país, convirtiéndose en uno de los atractivos principales de este debido a sus construcciones antiguas. Este sitio fue la primera capital del reino de Rajarta y fue el centro del budismo Theravada, que es una de las ramas más antiguas de esta religión, durante muchos siglos.

La ciudad antigua fue un asentamiento que se formó alrededor del año 900 a.C., y en sus mejores épocas llegó a ser una de las más grandes de toda esta parte del mundo, lo que hace que sea aún muy interesante para visitar. Una visita por la parte histórica de la ciudad la puedes empezar por el Templo del Árbol Bodhi, que es el segundo sitio sagrado del país, y cuyo árbol tiene unos 2.000 años, siendo uno de los más antiguos del mundo, y sacado directamente del que fue el lugar en el que el Buda fue iluminado.

Luego puedes seguir por Ruwanwelisaya, que es la estupa más antigua y más grande de toda esta ciudad, y que se ve muy bien después de su restauración, y sirve en la actualidad como centro de oración. También puedes ver la Ciudadela, las piedras lunares que solían estar a las entradas de los monasterios, los propios monasterios de la parte occidental y Lovamahapaya, que son unos pilares que quedan de lo que solía ser un inmenso edificio.

Fotografías de mφop plaφer, Saqib Qayyum, Bernard Gagnon, Balou46, Mkularatne.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario