Sri Lanka

Galle, de lo mítico a lo real

Galle

Hasta connotaciones bíblicas posee esta ciudad de Sri Lanka, ubicada a poco más de 15 kilómetros de Colombo. Muchos identifican esta zona asiática con el antiguo puerto de Tharsis, donde el rey Salomón mandaba a sus emisarios a buscar marfil.

Hoy, Galle es Patrimonio de la Humanidad desde finales de los años 80 del siglo pasado y su trazado y arquitectura es el fiel reflejo de la comunión entre las costumbres europeas, sobre todo portuguesas, y la tradición árabe de los siglos XV al XIX.

El empleo de coral y granito da a la ciudad vieja un aspecto muy especial, con claras muestras del gusto europeo, tamizado por la visión de la mano de obra de los nativos de la zona y las condiciones geográficas y climatológicas de Galle.

Galle

Durante el siglo XIV fue el principal puerto mercantil de la antigua Ceilán, hasta que llegaron los lusitanos que, al principio, preferían el abrigo de Colombo. No obstante, los portugueses también acabaron dejándose ganar por Galle y fue entonces cuando decidieron amurallar la ciudad como método de defensa.

No faltaban razones para fortificar Galle, la estratégica ciudad era codiciada por ingleses, franceses, daneses, españoles e incluso por los portugueses, una vez que estos perdieron la antigua Tharsis en beneficio de Holanda.

En la actualidad, Galle continúa siendo un magnífico ejemplo de la arquitectura europea realizada en el sur del continente asiático.

Fotografías de Gane, artist in doing nothing, indi.ca, prise69, -Jérôme- y furibond.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario