República Checa

Las antiguas rocas de la mina Kokořínský


La reserva natural de la mina Kokořínský, que también es llamada Kokořínský důl, hace parte del paisaje natural protegido de Kokořínsko, que se encuentra en el distrito de Česká Lípa, en el norte de la República Checa. Este lugar hace parte de una de las regiones naturales no sólo de la parte de Bohemia, sino de todo el país, siendo un paraíso para los amantes de sumergirse en paisajes naturales.

Esta reserva natural tiene un área de un poco más de veinte kilómetros cuadrados y se destaca por tener unas rocas que son el ejemplo más antiguo de todo el continente europeo de las piedras calizas rectangulares en su estado inicial. Estas rocas que tienen una superficie suave en general, se encontraban hace millones de años en el fondo del mar que se encontraba en este sitio.

La mina de Kokořínský es un valle que tiene unas altas rocas que hacen que parezca un cañón que mezcla el verde con el color de la piedra. En una caminata por esta parte del país lleva a los visitantes por estas altas paredes de roca de piedra arenisca que han adquirido varias formas debido a la erosión del viento y del agua, como nichos, puertas de piedra y cornisas, entre muchas otras.

Por toda la extensión de esta región natural checa pasa un sendero que hace parte de la ruta europea de larga distancia E10, que se divide en varios otros de diferentes colores que indican el destino que tienen, incluyendo otros países. Hay un sistema similar para senderos en los que se puede hacer ciclismo de montaña, que también es una excelente oportunidad para ver todos los paisajes naturales que ofrece esta reserva.

Fotografías de Podzemnik, ŠJů.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario