Hungría

Budapest en autobús flotante

River Ride

¡Es genial! Se trata de una especie de engendro mecánico destinado a los turistas más recalcitrantes, esos que llegan en hordas organizadas y dispuestos a verlo todo en apenas unas horas. Bien, si perteneces a este espécimen de viajero, este va a ser tu invento perfecto.

Me estoy refiriendo al River Ride, un autobús flotante que te recorre Budapest en un periquete. ¿Cómo? Fácil. No existe barrera que lo detenga, ni siquiera las aguas del hermoso Danubio. Rueda y navega. El híbrido perfecto para los viajes organizados y, desde luego, una atracción más con la que cuenta la preciosa capital de Hungría.

El River Ride ofrece un recorrido bastante completo y que incluye importantes monumentos del centro histórico de la ciudad, además del agradable paseo por uno de los ríos más importantes de Europa y el segundo más largo, después del Volga.

Entre los monumentos que podréis visitar con la excursión en el autobús flotante están el Parlamento, la Basílica de San Esteban, el Teatro de la Ópera, la Gran Sinagoga, la Academia Húngara de las Ciencias, la Plaza de los Héroes, el Palacio Real, la Ciudadela y el Puente de las Cadenas.

El vehículo anfibio River Ride ofrece un tour de dos horas de duración y es realizado con la intervención de un capitán de barco para el tramo navegable y un conductor de autobuses para el transporte por tierra. El precio de los adultos es de 30€, mientras que los niños de 6 a 14 años deberán pagar 20€.

Por cierto, es el único lugar de Europa en el que se puede disfrutar de esta divertida experiencia.

Fotografías de River Ride.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario