Francia

La Plaza de la Concordia de París

Plaza de la Concordia

Es la plaza más grande la capital francesa y eso es decir mucho, porque si algo tiene París son plazas de todos los tipos y medidas, pero esta, además, abre el trazado urbano parisino hacia Les Champs-Élysées y en Francia solo es superada por la cantidad de metros que ocupa la bordelesa Plaza de Quinconces.

Desde su creación, a mediados del siglo XVIII, la Plaza de la Concordia ha conocido importantes momentos, inolvidables para la memoria histórica del país, como cuando se instaló en ella la famosa guillotine que acabaría por hacer perder la cabeza a María Antonieta y Luis XVI.

Plaza de la Concordia

Es curioso, porque la razón por la cual se contruyó la Place de la Concorde fue precisamente para festejar el restablecimiento de la salud del monarca Luis XV, abuelo del fatalmente decapitado, que poco antes había estado muy enfermo. Se aprovechó este detalle y se intentó habilitar una amplia zona desierta de la ciudad para dar cabida a nuevos asentamientos urbanos en un París muy superpoblado.

Por este hecho, el diseño arquitectónico fue bautizado primero con el nombre de Plaza Luis XV. Evidentemente las masa que tomaron la Bastilla decidieron que ese no era el nombre adecuado para una emplazamiento público después de la turba revolucionaria y decidieron cambiar su denominación por el de Plaza de la Revolución, tampoco muy original pero sí más acorde con los tiempos políticos que se vivían.

Después de que numerosos miembros de la realeza y las casas nobiliarias parisinas desfilaran por la guillotina y tras la etapa conocida como Le Terreur, el lugar fue rebautizado como Plaza de la Concordia.

Fotografías de dierk schaefer, bibendum84, put_the_needle_on_the_record, jfgornet, Denis McLaughlin.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario