Francia

La belleza de la Abadía de Sénanque


La Abadía de Sénanque es una abadía medieval cisterciense que es realmente hermosa tanto por su arquitectura como por la naturaleza que tiene en su alrededor, que son particularmente sus campos de lavanda. Este lugar los visitantes lo puedes visitar cerca a la villa de Gordes, en la provincia de Provenza, en el suroriente de Francia, y allí pueden experimentar una tranquilidad y una paz que son difíciles de experimentar en otros lugares.

Este monasterio fue fundado en el año de 1148, allí vivían monjes cistercienses y hasta hoy mantiene su apariencia y su ambiente medieval. Así como otras construcciones de este tipo, esta Abadía es muy hermosa de una forma muy sencilla, porque se decía que muchas decoraciones podrían distraer a los monjes, pero su piedra de color gris que se ha suavizado con el tiempo, es suficiente para dar un toque espectacular al lugar.

Se recomienda a los turistas ir en los meses de julio y agosto, cuando este gris de las piedras se mezcla maravillosamente con el mar de lavandas que florecen en aquellas épocas. Se recomienda llegar hasta allí desde el norte, para tener una vista panorámica de los campos y de la parte principal de la abadía con sus tres ventanas principales, la sacristía y la casa e las chimeneas.

La abadía de Sénanque tiene unos claustros que datan del siglo doce y que son uno de sus detalles arquitectónicos más hermosos y que se pueden visitar en un tour guiado. En este lugar los visitantes pueden hacer retiros para dedicarse a la meditación, que pueden durar hasta ocho días, en donde están invitados a unirse a los monjes cisterciense para las comidas, en silencio total, y para los servicios durante el día, todo por un valor de alrededor de 30 euros por día.

Fotografías de EmDee, myhsu, Aschaf, Allie_Caulfield.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario