Filipinas

La parte más natural de Tagaytay


La ciudad de Tagaytay es una de las más visitadas por turistas en Filipinas y está en la provincia de Cavite, en las costas hacia el sur de la Bahía de Manila, a sólo unos treinta kilómetros hacia el sur de la capital del país. Esta población tiene un patrimonio natural inigualable y desde ella se pueden tener unas espectaculares vistas del volcán Taal, además que es muy visitada en el verano, porque su clima es suave debido a su altitud.

Uno de los lugares que se recomienda visitar en este lugar, es el Parque Popular en el Cielo, que se logra de una forma espectacular mezclar el patrimonio natural con atracciones hechas por el hombre, en una ubicación perfecta porque está en el punto más alto de la ciudad. Desde allí los visitantes pueden ver cuatro cuerpos de agua que son la Bahía Balayan, la de Manila, el Lago Taal y la Laguna de Bay, por lo que las vistas son espectaculares.

Para seguir con la naturaleza de Tagaytay, se recomienda ir al Jardín de la amistad Filipino-japonés, que tiene 1.200 metros cuadrados y fue construido con el objetivo de mostrar los valores de la libertad, de la paz y de la unidad internacional, a todas las personas que viven en este lugar. Este hermoso jardín se puede visitar en frente de la Academia del Desarrollo de Filipinas, en el Centro de Conferencias.

Entre los lugares arquitectónicos que se pueden visitar allí está el Faro de Punta de Santiago que fue construido a finales del siglo diecinueve, en 1890, y que es uno de los más antiguos que aún sigue en funcionamiento; así como el Monumento histórico de Marcela N. Agoncillo, que fue el lugar donde nació esta mujer que es reconocida por haber hecho la primera bandera de Filipinas durante la revolución contra las autoridades españolas.

Fotografías de Puck777, Roberto Verzo.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario