Estados Unidos

Lugares de miedo: Penitenciaria Eastern State

Penitenciaria Eastern State 1
La Penitenciaría Eastern State, que también fue conocida como ESP por sus siglas en inglés, fue una cárcel en la ciudad de Filadelfia, en el estado de Pensilvania, en el nororiente de Estados Unidos. Este lugar estuvo en funcionamiento entre los años 1829 y 1971, siendo una de las primeras que impulsó el sistema de reforma en las cárceles en lugar del que solo castigaba.

En este sitio estuvieron recluidos algunos criminales famosos como el ladrón de bancos Willie Sutton y Al Capone, siendo una de las prisiones más reconocidas por los turistas en el país en la actualidad. Sin embargo, muchos van para intentar conocer más sobre otras historias locales, que son las relacionadas con los fantasmas y los sucesos paranormales que allí se presentan.
Penitenciaria Eastern State 2
Ya en la década de los 40s, tanto guardias como presos de la Penitenciaría Eastern State reportaban ver cosas extrañas y tener experiencias inexplicables dentro de ella y se dice que las apariciones fantasmagóricas solo se han incrementado desde que dejó de ser prisión, en 1971. Y es que allí también se vivían situaciones extremas como el aislamiento total de los prisioneros, que hasta tenían que cubrirse la cabeza con una capucha negra durante la hora al día en la que podían salir de sus celdas.

Además en este lugar se hacían castigos extremos como tirarles un cubo de agua congelada en medio de la noche, en especial en los meses de invierno; la atadura a una silla hasta el punto de no poder mover ni un músculo y dejarlos así por días, y hasta ponerles un objeto que poco a poco les iba desgarrando la lengua hasta que morían desangrados.

Se cree que todo el sufrimiento y las muertes dolorosas que se hicieron en este sitio dejaron sus huellas que hoy se manifiestan como experiencias paranormales para aquellos que van allí a visitar la prisión. Tanto en el pasado como en el presente, varias personas aseguran que escuchan murmullos que salen de las paredes, llantos, pasos que salen corriendo y hasta algunas risas.

En este sitio hay recorridos especializados en sus historias de terror y así puedes unirte a algunos que te llevan por el bloque 12 que se dice que es sitio que más fantasmas tiene, otro que te lleva por las ruinas como el invernadero, uno que es dedicado a las prácticas médicas y de tortura, y el último que es una visita nocturna por sus estrechos pasadizos.

Fotografías de Ted Van Pelt, Artondra Hall, dslrnovice, shinya, chris_ryan, rush2049.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario