Estados Unidos

Arroyo Opal, bosque antiguo en Oregón


El área del Arroyo Opal es un lugar completamente natural que es considerado en estado salvaje que está dentro del Bosque Nacional Willamette, en el estado de Oregón, en el noroccidente de Estados Unidos. Este sitio es el riachuelo completo más grande de todo el estado y sus alrededores son extraordinarios para los amantes de la naturaleza, porque se pueden visitar ejemplares excelentes de la flora y fauna local.

Para estacionar en el área y para recorrer los alrededores se necesita tener el Pase del Bosque noroccidental, que se vende en diversas ciudades de los alrededores, pero no en el lugar, por lo que se recomienda adquirirlo con anticipación. Cuando ya se llega allí, los visitantes empiezan a ver por qué este es uno de los bosques más antiguos de esta región y es que los inmensos árboles demuestran que han estado allí durante siglos.

En toda esta área del Arroyo Opal los visitantes pueden encontrar alrededor de cincuenta cascadas, cinco lagos y alrededor de sesenta kilómetros de senderos para recorrerlo tranquilamente. Estando allí se puede ver uno de los bosques más antiguos y mejor conservados con unos árboles que tienen entre quinientos y mil años de edad, que tienen varios metros de diámetro y son realmente impresionantes.

Muchas áreas recreativas existen en este bosque a lo largo de los senderos, que llevan a los visitantes por lugares diferentes que complacen todos los gustos en cuanto a lo ecológico. El camino que va desde la puerta principal de entrada hasta el lugar llamado Jawbone Flats es el más popular y tiene una intensidad moderada, siendo zigzagueante entre los inmensos árboles y llegando hacia las antiguas minas en donde se pueden ver varias instalaciones abandonadas.

Fotografías de bzo, Jim Bahn, Mr.Thomas, heybales.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario