España

Un paseo por Málaga

Catedral de Málaga

Están en feria y la ciudad rebosa de vida. Es el momento ideal para hacer un poco de turismo por la capital de la Costa del Sol y no debemos olvidar que Málaga es una ciudad que encierra muchas ciudades. Ayer tuvimos la ocasión de ver la cara de una urbe en feria y hoy podéis acompañarme a dar una vuelta por algunas de sus calles y aconsejaros sobre dónde tomar preciosas instantáneas.

Nos ceñiremos entonces a su Centro Histórico, que coincide casi plenamente con el corazón comercial de la ciudad. Así que si además queréis aprovechar para hacer compras o buscar típicos souvenirs, éste es el momento. Vamos a realizar un recorrido por las principales calles de la zona y arrancaremos desde su Paseo del Parque.

Es uno de los puntos más famosos de la ciudad. Un kilómetro de exuberancia exótica y a veces única. Porque el Parque de Málaga, al ladito de su puerto, recibía las semillas llegadas de todas partes del planeta. Su valor botánico resulta incuestionable, ya que alberga especies que incluso han llegado a desaparecer en sus propios lugares de origen. En estas fechas, perderse por sus callecillas alegra la mirada y ayuda a tomar un respiro refrescante en una Málaga calurosa.

Recordad que os encontráis a un salto de todo y depende de por dónde entréis conseguiréis un recorrido u otro pero, al final, habréis conseguido un paseo espectacular y llevaros recuerdos impresionantes en vuestra cámara de fotos.

Alcazaba

Calle Larios, que ya os dijimos ayer que resultaba la arteria principal del sistema comercial de Málaga. A ambos lados de esa amplia y peatonal calle, encontraréis las principales firmas mundiales de moda, restauración, arte… Por cierto, preguntad, porque muy cerquita está el lugar en el que se encontraba el famoso Café de Chinitas del poemario de Federico García Lorca.

Desde allí podéis cruzar hacia la Catedral y admirar su fabulosa sillería del coro, realizada por Pedro de Mena. Una maravillosa obra de arte. Admirad el edificio por dentro, sobrio y elegante, grandioso y simple…

Es el momento de pasar por una de mis calles favoritas, San Agustín; con sus teterías y su suelo adoquinado, testigo de tantos periodos históricos y lugar en el que encontraréis el famoso Museo Picasso, no podéis olvidar que en esta ciudad nació el famoso genio de la pintura.

Subid por Calle Granada y adentraos por algunas de las callecitas de la preciosa judería medieval. Un lugar impresionante que, sin embargo, no ha conseguido todo el apoyo de la autoridades y necesita una buena labor de restauración.

Y a unos metros, la Casa de Picasso, en la Plaza de la Merced, donde destaca también el monumento a los defensores de la libertad. Por cierto, si miráis alrededor veréis la Alcazaba. Bajad por calle Alcazabilla y entrad en ella. Aprovechad también para visitar el Teatro Romano.

Desde la Alcazaba podréis contemplar una de las vistas más hermosas de Málaga y os dará idea para subir al Castillo de Gibralfaro, desde donde conseguiréis las instantáneas más famosas de la ciudad.

Fotografías de iDip., Nico, zeug, chintanamin, jesusmarinetto, Taylor Selden, sincretic y J.Alberto Carrasco.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario