España

Las maravillas naturales de la Cueva de Nerja


La Cueva de Nerja es un lugar que está ubicado en la localidad de Maro, en el municipio de Nerja, de dónde saca su nombre, en Málaga, hacia el sur de España. Este hermoso sitio fue descubierto en el año de 1959 y desde aquellas épocas ha sido uno de los puntos principales en cuanto al turismo en toda esta parte del país, ofreciendo algo diferente a los turistas.

Esta cueva tiene una superficie total de 35.484 metros cuadrados y está dividida en tres partes principales que son la Sala de los Fantasmas, la Sala del Belén, la Sala de las Cascadas y la del Cataclismo, que es la parte que los visitantes normalmente recorren y que tiene un poco más de nueve mil metros cuadrados de extensión, teniendo una belleza natural que impresiona a los turistas.

La Cueva de Nerja está a un poco más de setecientos metros de la costa de Andalucía, a doscientos metros sobre el nivel del mar y justo al lado de la Sierra de Almijara. A esta cueva se entra a través de una escalera que llega hasta la primera sala, que tiene unos catorce metros de ancho y tres de alto, y que está unida con una segunda que tiene veinte metros de largo, diez de ancho y cinco de alto, que es la Sala de Belén.

Desde esta se baja hasta la Sala de la Cascada, que es donde se celebran festivales anualmente, y de la cual sale un pasadizo que tiene una columna de unos ocho metros de diámetro y que la une con la Sala de los Fantasmas, que tiene una serie de rocas que van a dar a la Sala del Cataclismo, que es la más grande de toda la cueva y que tiene una gran columna de cuarenta y cinco metros de alto y veinte de diámetro, que está en el libro de los Guinness Récords como la columna natural más grande del mundo.

Fotografías de ST33VO, isidro2007, MiikaS.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario