El salvador

El centro histórico de Santa Ana, en El Salvador


Santa Ana es una ciudad que es capital del departamento del mismo nombre, en el noroccidente de El Salvador, y que está a sólo un poco más de sesenta kilómetros de la capital del país, San Salvador. Aunque esta población es importante para el país en cuanto a la producción de café y su agricultura, también se ha convertido en un buen lugar turístico por todo el patrimonio arquitectónico y natural que tiene.

La forma más fácil de llegar hasta esta población es a través de la autovía panamericana, que es la más importante del país, que tiene una salida que lleva a los visitantes directamente hasta su centro. Desde San Salvador se pueden tomar varios autobuses que llegan hasta allí, así como taxis en especial desde el aeropuerto de la capital, e incluso existen autobuses que van desde Ciudad de Guatemala hasta esta ciudad que también se detienen en Santa Ana.

Sin duda, la parte más importante de Santa Ana que los visitantes tienen que ver en una visita a ella es su centro histórico, que es la parte más antigua de la ciudad y en donde están sus mayores atractivos. La parte principal de este lugar es el Parque Libertad, que fue construido durante la época colonial, y que está rodeado de otros monumentos que vale la pena visitar.

En una caminata alrededor de este parque, los visitantes se encuentran con varias edificaciones históricas como son la espectacular Catedral que tiene un diseño que mezcla el gótico con el estilo colonial y que tiene campanas que se trajeron de Holanda, el Teatro de Santa Ana que fue construido a principios del siglo veinte, y la Alcaldía que fue hecha en la segunda mitad del siglo diecinueve y tiene un hermoso estilo colonial.

Fotografías de Mario Roberto Durán Ortiz, AlphaTangoBravo / Adam Baker, Carlos R. Suazo.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario