Croacia

Palacio de Diocleciano, de estilo romano


El Palacio de Diocleciano es una de las edificaciones más destacadas en la ciudad de Split, que es el segundo centro urbano de Croacia, está en las costas del Mediterráneo y hacia el sur de este país. Este impresionante lugar fue construido por el emperador romano Diocleciano como preparación para su retiro, durante el siglo cuarto a.C., por lo que es increíble su estado de conservación considerando su antigüedad.

Este lugar está rodeado de un terreno típico de karst que se va deslizando poco a poco hacia las costas, que consiste en riscos bajos de piedra caliza que van de oriente a occidente. En la actualidad este palacio es la edificación histórica más importante de esta población y está ubicado en tu su centro, y es muy reconocido no sólo en la población y en el país, sino en todo el mundo por su estado de preservación.

El Palacio de Diocleciano está hecho de piedra caliza y mármol locales de una calidad excelente y algunos de los materiales para su decoración interior si fueron importados como la columnas de granito de Egipto. El diseño de este lugar fue inspirado tanto en los tipos de las villas de las épocas como en los castillos. Su parte sur es la que tiene las estructuras más lujosas con los apartamentos del Emperador y los edificios religiosos.

La parte norte de este complejo por su parte está mucho menos preservada, pero se cree que tenía un complejo residencial en donde se quedaban los sirvientes y los soldados, así como otras facilidades menos exclusivas. Es por todo esto que este lugar es uno de los lugares arquitectónicos más completos y famosos en las costas del Adriático en Croacia, además de ser las ruinas más completas y mejor preservadas en el mundo de un palacio romano.

Fotografías de Rialfver,Adam63, Dani Tic, Alecconnell.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario