Alemania

La belleza de la Semperoper de Dresde


La Semperoper, que es conocida originalmente como Sächsische Staatsoper Dresden, es la Ópera estatal sajona de Dresde, que se encuentra en esta ciudad del estado de Sajonia, en el oriente de Alemania. Este hermoso e histórico lugar se encuentra en las orillas del río Elba, siendo uno de los atractivos más impresionantes de la ciudad, que además es el hogar de la Ópera estatal, una gran institución cultural.

En este sitio hay una casa de la ópera desde finales del siglo diecisiete, aprovechando su ubicación en la plazoleta Theaterplatz. El monumental edificio fue hecho originalmente por el arquitecto Gottfried Semper en la primera mitad del siglo diecinueve y sólo unos años después sufrió un incendio que destruyó una gran parte, pero que fue reconstruida poco tiempo después.

En la Semperoper se han estrenado obras de gran importancia como fueron algunas de Richard Strauss y Richard Wagner. Y aunque durante la Segunda Guerra Mundial también fue destruida en parte, fue vuelta a hacer como estaba con anterioridad, con su estilo que mezcla tres estilos principales que son el renacimiento temprano, el barroco y el griego clásico con sus pilares corintios, y su interior tiene una elegancia que también vale la pena ver.

En las afueras este sitio tiene varias estatuas como son la de Dionisio, dios griego del arte, y su consorte Ariadna, así como de Goethe, Schiller, Sófocles, Eurípides y Shakespeare, entre algunas otras. Y esta ópera está en la Theaterplatz que es la plazoleta principal enfrente del río Elba y que tiene en su parte del centro una estatua del rey sajón John, que data del siglo diecinueve y es también atractiva para los turistas.

Fotografías de Sebastian Terfloth, az1172, attila acs, sky#walker, Allie_Caulfield.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Un comentario, responde o deja uno tú también

Deja un comentario