La antigua Montevideo en su Ciudad Vieja

25 de julio de 2011

Estas aquí: Ser TuristaUruguay


La Ciudad Vieja es como es conocida la parte más antigua de Montevideo, capital de Uruguay, y que es uno de los atractivos por excelencia en el centro de ella. Este es uno de los barrios más destacados de esta ciudad, porque durante el día tiene varios sitios históricos que vale la pena conocer como turista, mientras que en la noche la vida allí se enciende y muchos van a buscar un poco de diversión.

Este es uno de los lugares que los viajeros no se pueden perder cuando se están haciendo turismo por Montevideo, y es que allí fue donde nació la ciudad como tal hace algunos siglos. De hecho hasta la primera mitad del siglo diecinueve, toda esta parte de la ciudad estaba rodeada de una muralla, que fue derrumbada con el tiempo y de la que queda la llamada Puerta de la Ciudadela.

Esta puerta es el símbolo de la Ciudad Vieja y está en este mismo lugar desde mediados del siglo dieciocho, en el año 1742 que fue construida. En uno de los lados de la popular Plaza de la Independencia está la puerta y desde esta plazoleta sale la calle peatonal Sarandí, que es la que lleva a los visitantes por varios lugares de esta zona de la ciudad.

En esta parte de Montevideo los visitantes tienen la oportunidad de ver algunas de las construcciones de mayor belleza de la época de la Colonia, así como de los primeros años de la Independencia, como son el Teatro Solís, la Iglesia Matriz, el Museo Torres García, el Cabildo y el Museo Histórico Nacional, entre algunos otros. Y en la noche allí existen varios boliches, restaurantes, pubs y discotecas, que es donde se recomienda ir a vivir el ambiente nocturno de la ciudad.

Fotografías de J-Cornelius, Tom, jikatu, ScottLilly, ricardomoraleida.

Más destinos con turismo: , , ,

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Lee más artículos de Maritza Cárdenas

Deja tu comentario