Slanchev Briag, playa y diversión en Bulgaria

15 de diciembre de 2010

Estas aquí: Ser TuristaBulgaria


Slanchev Briag, también conocido como Sunny Beach o la Playa Soleada, es un resort playero de gran importancia sobre el Mar Negro, en las costas de Bulgaria, y está a sólo un poco más de treinta kilómetros de distancia de la ciudad de Burgas, en la provincia del mismo nombre. Este lugar es posiblemente el sitio vacacional más importante de todo el país y año a año allí llegan miles de turistas de todas partes del mundo.

Los aeropuertos más cercanos a este resort, y como se puede llegar fácilmente, son los de Varna que está a unos cien kilómetros y desde el que se puede llegar en taxi; y el de Burgas, que está a unos veinticinco kilómetros. Además hasta la estación de autobuses, o Sunny Beach Busstation, llegan varios autobuses desde las ciudades más importantes de Bulgaria, por lo que no es un inconveniente llegar hasta allí.

El clima de esta ciudad es como el que se disfruta a orillas del Mar Mediterráneo, por lo que es fácil de entender la preferencia de los visitantes por ella desde las épocas de la Unión Soviética. Allí hay más de ochocientos hoteles y otros lugares de alojamiento que tienen espacio para unas 300.000 personas y el ambiente es fácilmente comparable con el de otros lugares espectaculares de todo el mundo.

Los visitantes durante el día pueden dar una vuelta por los impresionantes malecones que tiene esta ciudad, ir a sus playas y hacer diversas actividades acuáticas en el mar que está en los alrededores. Y por la noche pueden descubrir los más de cien restaurantes, clubes nocturnos, bares, pubs y cafés, en donde es bueno desde tomar una copa hasta salir a bailar a unas de las mejores pistas de todo el país.

Fotografías de JürgenBOT.

Más destinos con turismo: , ,

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Lee más artículos de Maritza Cárdenas

Deja tu comentario