República Dominicana

Bahía de las Águila, playas de ensueño en el Caribe

Bahia de las Aguilas

Bahia de las Aguilas al atardecer. Foto tomada por Plearn

La Bahía de las Águilas es una playa aislada que se encuentra cerca del final de la frontera sur de República Dominicana con Haití, a unos pocos kilómetros al suroccidente de la población de Pedernales y a unos 320 kilómetros de la capital Santo Domingo. Este lugar es parte del Parque Nacional Jaragua, en la provincia de Pedernales en el extremo suroccidente del país.

A esta playa, que es reconocida por los dominicanos como una de las mejores del mundo, se puede llegar a través del Parque Nacional con un automóvil todo terreno. Allí también se puede llegar en bote, sólo se tiene que ir hacia la entrada del parque a un restaurante llamado “La Cueva” de donde salen botes hacia la isla a un buen precio, en un viaje que toma entre diez y quince minutos.

Bahia de las Aguilas

Playa en la Bahía de las Águilas. Foto tomada por Psylight

Si se va hacia la playa a través del parque, los turistas pueden ver varias especies animales y vegetales que son protegidas por el Parque Nacional, entre ellas se encuentran las iguanas verdes y varias especies de cactus. El clima en esta playa, y en el parque, es semi árido, considerando que esta es la parte más seca de toda la República Dominicana, por eso se recomienda llevar buena protección para la piel.

Al llegar a la playa de Bahía de las Águilas, los visitantes se encuentran con unas de las arenas más suaves y blancas del mundo, además con unas aguas que permiten practicar deportes acuáticos como el esnorquel. Se debe recordar que dentro del parque no existen lugares de alojamiento, pero muchos turistas prefieren acampar en la playa, también se recomienda comer en el restaurante a la entrada del parque, que es el único en esta zona.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

2 Comentarios

Deja un comentario