Reino Unido

La Semana de los Piratas de las Islas Caimán

Pirates week

Más allá de paraísos fiscales y establecimientos bancarios, las Islas Caimán han formado parte de esa aventurera historia caribeña de piratas y filibusteros, que tanto gusta a grandes y pequeños. De ese pasado comercial y las lides entre piratas y colonos, queda un imaginario popular que se resiste a ver la parte más cruda de aquella dura realidad y que prefiere quedarse con el entorno más divertido, idealizado y con cierto toque romántico.

Todo ello viene de vuelta gracias a la Semana de los Piratas de las Islas Caimán. Pirates Week es toda una institución en el calendario festivo de esta idílica parcela de tierra, ubicada al lado de Jamaica, entre Cuba y Honduras, y que aún depende de Reino Unido, como uno de esos inexplicables territorios de ultramar que se conserva desde los tiempos de la ambición colonialista.

Pirates week

Durante la primera quincena de noviembre, cada año, los piratas de mentira toman el Puerto de George Town y ‘secuestran’ al Gobernador. Dos inmensos navíos izan la temible bandera negra con la calavera y da comienzo uno de los carnavales de otoño más famosos y divertidos del mundo.

Niños y adultos sacan sus trajes de los baules, se acomodan el parche en el ojo y el garfio en la mano y salen a la calle para ver los fantásticos fuegos artificiales, los cañonazos desde los barcos piratas y pasear por la Calle de la Danza. La Street Dance es también la ubicación privilegiada para poder degustar todos los sabores de la gastronomía local, gracias al Food Festival.  Este año, la Pirates Week se celebra hasta el próxima día 16 de noviembre.

Fotografías de Facebook/Cayman Islands Pirates Week Festival, Pirates Week Official Site.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario