Pakistán

Rawalakot, paisajes llenos de belleza en Cachemira


Rawalakot es una ciudad ubicada en la zona de Cachemira Azad, siendo la capital del distrito del mismo nombre en Pakistán. Este lugar está en un hermoso valle que está a una altura de más de 1600 metros y unos 76 kilómetros de Kohala, importante población de esta región. Muchas personas aseguran que este es uno de los lugares más hermosos de toda esta zona, por lo que es ampliamente visitada por turistas.

Esta población está conectada por Islamabad, capital de Pakistán, y a otras de gran tamaño en el país por la autovía Guoien Nalla que va desde Rawalakot hasta Azad. Por estas sólo a ochenta kilómetros de la capital, es un viaje muy placentero de alrededor de dos horas y media en el que se pueden ver los paisajes de este hermoso valle con su belleza natural y picos llamativos.

Durante los meses de verano todo este valle se llena de una naturaleza verde y una buena cantidad de flores, entre las que se incluye una variedad de rosas. En Rawalakot los turistas encuentran un buen número de mercados y tiendas que son las encargadas de brindar los productos para tener una estadía cómoda, y en cuanto alojamiento allí es posible encontrar unos buenos hoteles y casas de invitados privadas.

El clima en esta población es de alguna forma difícil de predecir, aunque si existen las temporadas como en otros lugares de Pakistán, y dependiendo de la época los turistas deben ajustar su vestimenta. En el verano lo mejor es vestir ropas ligeras de algodón, aunque no es tan caliente como otros lugares del país, si se siente la temperatura. Durante la primavera y el otoño los sweaters son perfectos para protegerse de los vientos frescos que llegan al valle y el invierno si es muy frío por lo que se aconsejan ropas grandes y calientes.

Fotografías de Sardar M. Shabbir Khan,Wol786.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario