Italia

Catedral de Bitonto, entre olivos

Catedral de Bitonto 1
En la provincia de Bari, en el suroriente de Italia, está la ciudad de Bitonto que es reconocida por su encantador centro histórico y por los campos de los alrededores que están cubiertos de árboles de olivo. Entre los numerosos edificios históricos que hay en la población, hoy te recomiendo visitar la Catedral.

Esta es la iglesia más grande de esta región de Italia y es denominación católica, estando dedicada a San Valentín. Excavaciones arqueológicas apuntan a que en este mismo sitio ya había una iglesia entre los siglos quinto y sexto, pero la que ves en la actualidad data del siglo decimosegundo, con algunas renovaciones y adiciones posteriores.
Catedral de Bitonto 3
El último trabajo que se hizo en la Catedral de Bitonto fue una excavación en 1990 en donde se descubrieron ruinas de los primeros años de la cristiandad en esta parte del mundo y de un templo pre-normano. En la actualidad ya la excavación fue terminada, pero puedes ver los descubrimientos que se hicieron para que entiendas un poco más la historia local.

La iglesia está en todo el centro del casco antiguo de la ciudad de Bitonto y puedes ir a visitarla como parte de un tour guiado. Cuando llegues hasta ella puedes ver como domina la plazoleta principal de la ciudad con su estilo arquitectónico románico austero que era muy popular en esta parte del mundo en el siglo decimoprimero.

En la parte exterior de este templo puedes ver detalles como columnas que tienen tallados de animales, una ventana roseta, y un tímpano en donde hay talladas escenas como la de la Crucifixión y los cuatro evangelistas. El interior es muy amplio y austero, y en él se destaca su púlpito de mármol, un mosaico en el suelo y la cripta del siglo decimosegundo.

Fotografías de e://Dantes, Maxferrario.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario