Filipinas

Filipinas 8 días después de Haiyan

Filipinas Haiyan

Después del paso del tifón más devastador que se recuerda en el sudeste asiático, Filipinas no consigue encontrar un orden que permita que la ayuda humanitaria llegue a los millones de habitantes que han quedado en la miseria más absoluta. Se calcula que alrededor de cuatro millones de niños deambulan huérfanos por el país.

Los países han enviado aviones con agua, comida y medicinas. Sin embargo, las terribles condiciones en que ha quedado Filipinas hace muy difícil el acceso a las zonas más afectadas, por lo que ya son 8 días en los que las calles están cubiertas de cadáveres y los supervivientes se mueven en medio del hedor más absoluto y un caos inhumano.

Filipinas Haiyan

Sin agua, sin comida, los supervivientes intentan llegar a los aeropuertos desde los que puedan evacuarlos, aunque no hay plazas para todos. Ahora más que nunca se necesita estrategia y cooperación, para que no se repitan las secuelas que se viven en Haití o las del tsunami del 2004. La misma ONU ha comparado la situación con la que se produjo tras aquella desgracia del Índico.

Por ahora, los cooperantes han comenzado a repartir alguna ayuda, sobre todo agua, aunque sigue siendo insuficiente y los filipinos revientan las tuberías para poder acceder a un poco de agua para beber. Además se comienzan a enterrar a los muertos en inmensas fosas comunes, ante el miedo a que las condiciones insalubres lleguen a complicar aún más una situación tan extrema.

Fotografías de Jordi Bernabeu, DVIDSHUB/a>, EU Humanitarian Aid and Civil Protection, RSCJPhotos, U.S. Embassy, Manila Philippines.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario