Eslovaquia

Spišská Kapitula y la Catedral de San Martin

Spisska Kapitula 1
Eslovaquia es un país en el centro de Europa que aunque no es de gran tamaño, tiene varias joyas arquitectónicas que seguro querrás visitar. Un buen ejemplo es Spišská Kapitula y la Catedral de San Martín, que es un pueblo eclesiástico que está en excelente estado de conservación y que puedes ir a visitar a las afueras de la ciudad de Spišské Podhradie, en la región de Prešov, en el nororiente del país.

La forma más fácil de llegar hasta este sitio es haciéndolo primero hasta Propad, ya sea hasta su aeropuerto que es el más alto de Europa y a donde llegan vuelos desde Varsovia y Praga, entre otras ciudades. También puedes llegar en tren desde destinos como Bratislava y Praga, así como en autobús desde las poblaciones principales de Eslovaquia, República Checa y Polonia. Ya desde allí puedes tomar un autobús hasta Spišské Podhradie.
Spisska Kapitula 2
Spišská Kapitula hace parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco que incluye lugares como el Castillo de Spiš, Levoča y los monumentos asociados de esta parte del país. Este pequeño pueblo simplemente consiste en la Catedral de San Martín, que está dedicada a San Martín de Tours, una sola calle y un antiguo monasterio, todo lo que está rodeado de una muralla.

Todo este pequeño complejo está hecho en estilo medieval, por lo que es toda una máquina del tiempo que te transporta siglos atrás. La ciudad fue el sitio principal de la administración eclesiástica de la región en el siglo decimosegundo y en el dieciocho se convirtió en la sede de la Diócesis de Spiš, siendo de gran importancia religiosa aún en ésta parte del país.

La Catedral de San Martín fue construida entre los siglos decimotercero y decimoquinto, siendo una hermosa mezcla de los estilos gótico y románico, siendo uno de los más representativos e importantes de éste último en todo el país. En un recorrido por allí puedes ver altares tallados en madera de la edad media y algunas tumbas que están talladas en mármol.

Otro de los atractivos del interior de este templo es una pintura mural que fue renovada hace pocos años, que data del año 1317, y en la que puedes ver la coronación de Carlos Robert de Anjou como rey de Hungría. Después de que recorras toda esta iglesia, te recomiendo andar por las calles de esta pequeña ciudad y dejarte sumergir en su ambiente sacado de la edad media.

Fotografías de Civertan, Pierre Bona, Pudelek, Lucas.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario