China

Monasterio Shaolin, cuna del budismo Zen


El Monasterio Shaolin, también llamado templo Shaolin, es un templo budista Chán que se encuentra en el Monte Song o Songshan, estando rodeado del parque natural del mismo nombre, que está muy cerca a la ciudad de Zhengzhou, en la provincia de Henan, hacia el occidente de China. Este fue el lugar en el que nació en Budismo Zen, por lo que muchos seguidores de esta religión llegan hasta allí.

Este monasterio fue fundado en el siglo quinto y tal vez es más famoso por su asociación con las artes marciales chinas que por su budismo, ya que ha sido nombrado en muchas películas occidentales, en particular con el Kung Fu Shaolin. Y este lugar es el budismo Mahayana más reconocido en el mundo occidental, además de tener una hermosa arquitectura que también es muy atractiva para los que llegan a hacer turismo.

El nombre de este lugar se divide en Shao que se refiere al Monte Shaoshi que está en la cadena del Songshan y lin que significa bosque, por lo que todo junto significa que es el monasterio o templo que está en los bosques del Monte Shaoshi. Este templo si tiene una larga tradición en las artes marciales chinas y de hecho tienen su propio dicho que asegura que todas las artes marciales son de Shaolin.

En este lugar los visitantes pueden ver también, además de los monjes practicando sus artes marciales, muchas reliquias. Allí se encuentran más de trescientas inscripciones en piedra, algunas de ellas hechas por unos calígrafos famosos; así como 232 pagodas o torres que pertenecen a diferentes dinastías que están en un lugar conocido como el bosque de las pagodas, en donde la más antigua data de la Dinastía Tang, y cada una de ellas son las tumbas de monjes Shaolín de gran importancia.

Fotografías de Yaoleilei,KongFu Wang, Wintran, Don-kun, Cory M. Grenier.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

3 Comentarios

Deja un comentario