China

La belleza arquitectónica y natural del Monte Emei


El Monte Emei, que también es conocido como Emei Shan o Emeishan, es una montaña que está en la provincia de Sichuan, en el occidente de China. Este lugar es una de las cuatro montañas sagradas en China para el Budismo, siendo la más alta de ellas a sus más de tres mil metros de altura, superando a las otras en unos mil metros, además de tener unos paisajes impresionantes que hacen que sea patrimonio de la humanidad.

Este lugar tiene el privilegio de ser Patrimonio de la Humanidad por sus paisajes naturales, su cantidad de templos y porque ir allí es en realidad un plan inolvidable. Las laderas de esta montaña tienen una buena variedad de climas, así como una flora y fauna destacadas, entre las que hay que mirar los diferentes tipos de árboles y especies de pájaros que son el deleite de los observadores de estos animales.

En Emei Shan se pueden ver más de treinta templos budistas, diez de los cuales son muy grandes y antiguos, siendo considerados unas de las piezas de la arquitectura más destacadas de toda esta región. Uno de ellos es el Monasterio Beoguo, que está en la base de la montaña y fue construido en el siglo dieciséis, teniendo unos jardines muy tranquilos y unos detalles artísticos que hacen de este un lugar perfecto para la meditación.

Un poco más arriba está el Monasterio de Tigre Agachado que es el más grande de todo este monte, así como uno de los más visitados por los turistas. En este lugar se recomienda visitar principalmente la pagoda Huayan, que tiene siete metros de alto y está hecha completamente en bronce, que está tallado con alrededor de cinco mil imágenes de Buda, lo que hace que sea aún más impresionante.

Fotografías de mckaysavage, avlxyz, lylevincent, sanfamedia.com.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario