Canadá

Vértigo y belleza natural en el Puente Capilano


El Puente de Suspensión Capilano es una de las maravillas que se pueden encontrar en el distrito de Vancouver del Norte, en la provincia de Columbia Británica, en el occidente de Canadá. Este es un puente colgante que está por encima del río Capilano, teniendo 136 metros de largo y estando a setenta metros por encima del río, siendo una verdadera maravilla arquitectónica.

Desde su construcción, en el año 1889, este lugar ha recibido millones de visitas tanto de locales como de turistas internacionales. El puente que se puede ver en la actualidad no es el que estuvo allí desde el principio, sino que fue vuelto a hacer completamente en el año de 1956, y ofrece una experiencia totalmente diferente e inolvidable para las personas que están de visita en la ciudad de Vancouver.

El Puente de Suspensión Capilano es uno de los atractivos principales de esta parte del país, no sólo porque está muy cerca del centro de la ciudad de Vancouver, sino porque ofrece toda una experiencia que no se esperaría de algo que está tan cerca del bullicio de la gran ciudad. Y es que estando allí arriba los visitantes pueden sentir la tranquilidad y relajación que sólo estar en medio de la naturaleza se puede vivir.

Este puente se encuentra en medio de un parque natural que vale la pena visitar cuando se esté de viaje en esta importante ciudad canadiense. Y en él, aparte de este espectacular puente, se pueden visitar facilidades que están en las partes altas de los árboles y desde las que se puede disfrutar de la naturaleza de los alrededores, además de aprender de los aborígenes que habitaban esta zona hace cientos de años, y hasta ver tótems que representan las culturas locales.

Fotografías de freezelight, footloosiety, ahisgett, Marcus Jeffrey, coolinsights.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Un comentario, responde o deja uno tú también

Deja un comentario