Camboya

Kampong Cham, con su encanto colonial francés

Kampong Cham

Templo Nokor Wat en Kampong Cham. Foto tomada por CloutierFan02

Kampong Cham es la capital de la provincia del mismo nombre, en el suroriente de Camboya, siendo la tercera ciudad en tamaño de todo el país y que se encuentra en las orillas del río Mekong, por lo que su nombre significa simplemente “orilla del río”. Esta población se ha convertido poco a poco en un atractivo turístico para las personas que quieren probar un poco del sabor de la verdadera Camboya.

Para llegar a esta ciudad, que tiene un encanto colonial francés aún muy vivo, se hace desde la capital del país, Phonom Penh, por una de las mejores autovías que existen allí. Así que no hay ningún problema en tomar un autobús, que sale varias veces al día, para llegar hasta Kampong Cham, en un viaje que toma aproximadamente entre tres y cuatro horas; y si se quieres hasta se puede tomar un taxi que no es mucho más costoso.

Kampong Cham

Puente de Bambú en Kampong Cham. Foto tomada por CloutierFan02

Esta población no es de aquellas que están llenas de atractivos turísticos, sino lo que más atrae es ese encanto colonial. Sin embargo, hay varios templos y otros lugares que ver en este lugar como es Nokor Wat que data del siglo once y en donde los visitantes pueden ver algunos mausoleos. Dentro de las edificaciones se pueden ver varias pinturas murales que muestran escenas de tortura y de ejecuciones, de origen religioso, que son seguidas por aquellas del cielo y de la vida después de la muerte.

Si los turistas quieren ver bailes tradicionales del país, todos los días a las cinco de la tarde en frente del templo, varios niños y jóvenes los presentan totalmente gratis, aunque se pueden dar donaciones. También se recomienda pasar el puente de bambú entre Kampong Cham y la isla de Koh Paen, que resiste hasta camiones y desde el que se pueden ver unos hermosos paisajes.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario