Bután

Los rostros de Bután

bután

Al sur del continente asiático, entre dos gigantes: India y la zona tibetana de China, se encuentra un pequeño reino de nombre legendario. Druk Yul, que ese es su nombre en el idioma del país, significa La Tierra del Dragón del Trueno. Pero nosotros, en occidente, lo conocemos como Bután; aunque no es que sepamos mucho sobre este exótico país, pobre y de una dureza extrema para sus habitantes.

Se constata que existieron pueblos habitando las tierras altas de Bután cinco siglos antes de Cristo, si bien los distintos nombres que los pueblos fueron adquiriendo hacen difícil cuantificar exactamente la antigüedad de esta cultura que sí se sabe con varios milenios.

bután

Desde luego los modernos butaneses no pueden negar su parentesco con los tibetanos del norte y también con los habitantes de la India, de quien se independizó a mediados del siglo pasado.

Casi todo el país es montañoso y no hablamos de cumbres cualquieras, nos estamos refiriendo a la durísima Cordillera del Himalaya, lo que durante siglos dificultó mucho el acceso al país, por lo que su aislamiento fue casi completo. No obstante, estas dificultades fueron también las que propiciaron que los tesoros y el patrimonio del país se conservara casi intacto hasta la actualidad, cuando el turismo ha encontrado un lugar nuevo y exótico al que viajar. Un enorme legado cultural y su patrimonio natural, formando parte de los 10 países con mayor biodiversidad del planeta, lo convierten en un lugar digno para el curioso viajero.

Fotografías de Rafael Gomez – http://micamara.es.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario