Bulgaria

Tumba Tracia de Sveshtari

Si en uno de los viajes planificados tienes en mente visitar Bulgaria, no dejes pasar la ocasión de contemplar el arte funerario tracio. La tumba más representativa se encuentra en Svechtari, a menos de 3 kilómetros del centro del pueblo homónimo, en la provincia de Razgrad.

Descubierta en 1982, podemos decir que se trata de un mausoleo tracio del siglo III a.C. prácticamente intacto. En él se encontraba enterrado Dromihed y su esposa, pareja real del pueblo de los Getes.

A pesar de haber sido saqueada antes de su descubrimiento oficial, la tumba tracia de Sveshtari ofrece un valor cultural e histórico sin igual dada su arquitectura única y sus magníficas decoraciones. Se compone de tres cámaras y un pasillo que lleva a la cámara funeraria, la cual es cuadrada y posee una bóveda de cañón de 4,5 metros de altura “apoyada” sobre un friso con diez cariátides de metro y medio de altura cada una.

Cada  figura de mujer, cuyos ropajes recuerdan las hojas de acanto y cada una goza de un rostro único, así como las columnas talladas junto a ellas tienen una función meramente decorativa ya que no en realidad no soportan el peso de la bóveda. Según los arqueólogos, estas cariátides representan las 10 etapas del Orfismo Tracio, o lo que es lo mismo, la fe tracia en la inmortalidad.

Por su parte, las pinturas murales representan escenas de la vida del soberano, uno de los reyes más poderosos de los Getes. De hecho, una de ellas lo muestra montado a caballo mientras una diosa lo corona con laurel.

Dadas estas características ornamentales de la tumba, convierten a Sveshtari en uno de los ejemplos más notables del arte funerario tracio.

Fotografías de westher, Rafael Gómez www.micamara.es, Klearchos Kapoutsis, Sitomon.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario