Barbados

Ambiente de villa de pescadores en Oistins


En el sur de Barbados los visitantes pueden visitar la ciudad costera de Oistins, que estando en la parte más hacia el sur de la región de Christ Church es una de las que ofrece a los turistas un ambiente mucho más típico y local, siendo principalmente y hasta la actualidad, una villa de pescadores. En este lugar además de su ambiente, se pueden disfrutar unas playas y unos paisajes inigualables.

Aunque en tiempos anteriores esta ciudad caribeña era un poco más importante dentro de todo el país, en la actualidad aún tiene muchas cosas interesantes que visitar y de hecho muchos turistas prefieren pasar sus días allí a estar en cualquiera de las ciudades un poco más grandes. Y como un buen lugar turístico, tiene varias facilidades de alojamiento, así como algunos bares y tiendas en donde se consigue lo necesario para la estadía allí.

Oistins es principalmente una comunidad de pescadores, lo que se ve en la cantidad de botes tanto en funcionamiento, como en sus orillas porque ya no sirven, que se encuentran allí. Uno de los mejores planes en la población es sentarse en la plata para ver los botes decorando el mar azul y los pescadores con sus redes, mientras se toma el sol y se disfruta de las tranquilas y tibias aguas del Mar Caribe.

Una reciente tradición turística es la de los viernes en la noche, cuando los visitantes se reúnen con los locales ese día, y algunas veces los sábados, para comer de los pescados que han sido capturados durante el día y que son preparados de las mejores formas locales; en compañía de algunas bebidas y diversos grupos musicales, lo que hace que al final de la noche todo esto parezca más un carnaval, con todos los invitados bailando al ritmo de la música.

Fotografías de cmakin, Abeeeer, radioedit, randystoreyphotography.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario