Australia

Sidney de los más madrugadores

El edificio de la Ópera luce espectacular

Por su ubicación geográfica son de los primeros en recibir el nuevo año y su forma de hacerlo es tan espectacular que organizan sus famosísimos fuegos artificiales en dos sesiones: la primera a las nueve de la noche, para las familias con niños, y la segunda con la media noche (siempre hora local).

Miles de australianos y turistas se reúnen en la hermosísima Bahía de Sidney para despedir juntos el viejo año. En esta ocasión están especialmente ilusionados porque 2011 marca el principio de una nueva década.

Los fuegos artificiales del Año Nuevo de la ciudad australiana son de los más famosos del mundo y el espectáculo es organizado simultáneamente desde varios puntos estratégicos, entre ellos varios edificios de la ciudad, el Teatro de la Ópera y el Puente Gladesville; con ello consiguen que el momento pueda ser contemplado desde cualquier punto de la urbe.

El espectáculo desde un catamarán

Este año además todos estamos con Australia, ya que las condiciones meteorológicas han empañado los últimos momentos del 2010 y les deseamos lo mejor para el nuevo año y también que sepan que nos unimos a ellos en la tragedia pero también para sonreir ante la adversidad.

Por ello, resulta especialmente agradable saber que estos fuegos artificiales culminan varias jornadas de conciertos y actividades para todos los públicos. Así que, desde el Puerto de Jackson y como si estuviéramos acompañandoos a bordo de cualquiera de los barquitos que participan en la pirotecnia de la noche: ¡Happy New Year, Australia!

Fotografías de Linh Rom, Kvasir, Rob Chandler y Adam JWC.
Licencia Creative Commons
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario