Alemania

Observatorio Archenhold y su planetario en Berlín


El observatorio Archenhold, también conocido como Archenhold-Sternwarte Treptow, es un observatorio que está en la capital alemana, Berlín, y que fue nombrado tras el astrónomo de este país quien fue su fundador a finales del siglo diecinueve. Este lugar a través de los años se ha destacado como un sitio para ir a conocer un poco más de lo que sucede más allá de nuestro planeta.

Este sitio es el observatorio abierto al público que es más antiguo y más grande de toda Alemania, además que ser el lugar donde los visitantes pueden ver el telescopio refractivo movible más grande de todo el planeta tierra, con un poco más de veinte metros de largo y 130 toneladas, que ha sido apodado como el “Cañón del cielo“, por la capacidad que tiene de ver más allá dentro del universo.

En este lugar los visitantes no sólo puedes ver este impresionante telescopio, que permite a las personas ver los diferentes planetas, la luna y las estrellas binarias, entre muchas otras cosas, sino que también se puede pasar por varias exhibiciones. Por ejemplo, a de física solar en donde se pueden ver los colores prismáticos de la luz del sol y ver las zonas solares activas con un artefacto especial que captura la luz directamente desde el sil.

En el observatorio Archenhold los visitantes también pueden visitar el planetario Zeiss, en donde se pueden sentar cómodamente en sillas especiales que están debajo de un domo de ocho metros de diámetro en donde se ven proyecciones de los cielos tanto del hemisferio norte como del sur. Tampoco se pueden olvidar de hace uno de los recorridos guiados que cubren varios temas, así como de las sesiones de observación telescópica.

Fotografías de Andreas Steinhoff, Secret Pilgrim, Sebastian Wallroth.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Un comentario, responde o deja uno tú también

Deja un comentario