Alemania

Los mercadillos alemanes: Striezelmarkt

La Pirámide de Navidad más grande del mundo

Si existe un país al que podamos atribuir el origen de los mercadillos navideños es sin lugar a dudas Alemania. Cientos de ellos adornan las calles y plazas de todas las ciudades de la región. Allí nacieron y junto a los mercados austriacos han perdurado y contagiado la tradición al resto del mundo.

Uno de los más conocidos es el Striezelmarkt de Dresde, que este año está celebrando su 576 aniversario y sus orígenes se remontan al año 1434, cuando el príncipe Federico II de Sajonia concedió el privilegio de celebrar un mercado de carne el lunes antes a la Navidad. Al final, la feria se fue extendiendo y cada año se festejaba durante más días, hasta completar todo el período de Adviento.

Räuchermänner

El momento más importante del Striezelmarkt llega con la fiesta del Stollen, durante la que se horneam cuatro toneladas de este pastel típico de Dresde. Además, en la plaza y sirviendo de punto de reunión para los 250 puestos que componen el mercado, se yergue la pirámide navideña más grande del mundo de 14 metros de altura.

Marionetas, tallas de madera, cascanueces, pirámides de Navidad, Räuchermann (incensario con forma de hombre), stollen, los Pflaumentoffel o figurillas de ciruela y el Glühwein, ese vinillo caliente con canela y clavo; todos son productos tradicionales y artesanos y muy típicos en este popular mercado que cuenta con más de dos millones de visitantes anuales.

Fotografías de Christoph Münch, LHDD, Moritz Darge y Kay Körner.
Licencia Creative Commons
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario