Turquía

Monasterio de Sümela, tallado en la montaña


El Monasterio de Sümela, que también es conocido como el de Panaghia, es uno Griego Ortodoxo que está en la región de Maçka, en la provincia de Trabzon, en Turquía. Este impresionante lugar lo ven los turistas como si hubiera sido encajado dentro de la montaña, mirando desde una parte alta hacia el Valle de Altındere, en el norte del país, y es uno de los mayores atractivos que se pueden ver en este lugar.

Este lugar lo pueden ver a una altitud de 1.200 metros en medio de la montaña, lo que es una construcción muy particular. El lugar se ha convertido en la atracción principal del Parque Nacional Altındere, y la leyenda asegura que no se construyó en este lugar caprichosamente, sino que fue hecho allí después de que se descubriera un ícono milagroso de la Virgen María en una cueva en la montaña.

El monasterio de Sümela es un complejo que tiene principalmente varias capillas, una iglesia principal hecha de roca, varias cocinas, habitaciones estudiantiles, un lugar especial para visitantes, una biblioteca y un manantial sagrado que es venerado por los Griegos Ortodoxos. Cuando los visitantes van entrando a este lugar se encuentran con un gran acueducto que es antiguo y ha sido restaurado con el tiempo.

La entrada al monasterio lleva a los visitantes por una escalera alta y angosta, por la que se llega a un patio interior en donde se puede ver la roca que es la cueva en la que fue construido todo este lugar. En frente a ella están varias de las edificaciones que hacen este monasterio, pero sin duda lo más impresionante es ver como si todo hubiera sido tallado de esa piedra que se ve por todas partes.

Fotografías de Bjørn Christian Tørrissen, Alaexis, Jean & Nathalie.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario