Rusia

Arquitectura rusa del siglo veinte en Biysk


Biysk, que también es llamada como Bisk, es una ciudad que está en el krai, o estado, de Altái en el sur de Rusia que está ubicada a las orillas del río Biya, cerca al sitio en donde este se une con el Katun. Esta es la segunda ciudad en tamaño de esta región y se dice que es la puerta de entrada a las Montañas Altai porque está bastante cerca a esta cadena montañosa, y tiene una arquitectura hermosa.

La forma más fácil de llegar hasta esta población es en tren en conexiones directas que van desde ciudades importantes como Moscú, Chita, Surgut, Novokuznetsk, Alma-Ata, Novosibirsk y Tomsk, entre muchas otras. También es posible llegar en autobús desde lugares como Belokurikha, Novokuznetsk, Tomsk y Barnaul, hasta la estación central que está muy cerca de la estación de trenes.

La ciudad de Biysk se encuentra a unos 160 kilómetros de la ciudad de Barnaul, a más de trescientos de Novosibirsk y a unos seiscientos de la frontera con Mongolia, y el río pasa por el medio, por lo que hay varios puentes que unen las dos partes de la población y que vale la pena ver por su belleza arquitectónica. El clima allí en el verano es de un promedio de unos dieciocho grados centígrados y en el invierno alcanza a llegar a los menos dieciocho.

Recomiendo visitar la parte histórica de la ciudad que tiene una gran belleza arquitectónica que cuenta cómo era la vida allí en tiempos pasados, y en donde se pueden ver casas de principios del siglo diecinueve, un templo Ortodoxo y varios Pasajes. También aconsejo ir al Museo de Estudios Regionales, el Museo de la Autovía Chuysky, la colección de estatuas de Lenin y simplemente caminar para ver edificaciones modernas y antiguas, así como los monumentos, que existen allí.

Fotografías de Skydrinker, Fox-oio, Игоревич.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario