Chile Colombia España Honduras México

El turismo y la “Inseguridad en los países hispanos”

Con frecuencia, cuando alguien viajará a nuestros países la primera pregunta que hace es:

Qué tan inseguro es?.

Bien, pues aclararemos un poco el tema, pues es bastante subjetivo. Con frecuencia escuchamos decir que Colombia es peligroso y para quien nunca ha estado allí se hace la idea que en medio de la plaza central se encuentran los narcoterroristas a fuego cruzado con la policía. Si bien, sucede de vez en cuando, el aspecto de seguridad se considera más allá de las estadísticas de enfrentamientos violentos, también se considera otro tipo de indicadores como ser:

Número de guerras externas y civiles
Número de muertes por el crimen organizado
Número de muertos en conflictos externos
Nivel de organización de los grupos internos armados
Relación con países vecinos
Número de desplazados por razones de inseguridad
Número de cárceles por cada 100,000 habitantes
Acceso a armamento ligero
Número de misiles nucleares o armas de destrucción masiva

En el sitio visionfohumanity tienen un mapa interesante que refleja que tan inseguro son los países del mundo. El color rojo refleja mayor violencia, así que en América se llevan el premio lastimosamente Colombia, Venezuela y Honduras. El color azul es el menos violento, en mejores condiciones encontramos a Chile, España y Uruguay.
Mapa de seguridad en paises
Y este es el ranking comparativo de algunos países:

  • 1 Noruega
  • 8 Canadá
  • 9 Portugal
  • 16 Chile
  • 21 España
  • 24 Uruguay
  • 31 Costa Rica
  • 34 Francia
  • 45 Panamá
  • 52 Argentina
  • 55 Paraguay
  • 59 Cuba
  • 66 Nicaragua
  • 69 Bolivia
  • 70 Perú
  • 79 México
  • 83 Brasil
  • 87 Ecuador
  • 89 El Salvador
  • 93 Guatemala
  • 96 Estados Unidos de América
  • 98 Honduras
  • 102Venezuela
  • 116 Colombia
  • 121 Iraq

Generalmente cada país mantiene un boletín de información respecto a zonas de mayor peligrosidad, así como recomendaciones a seguir.

Sobre el autor

Golgi

Un comentario, responde o deja uno tú también

Deja un comentario