Kenia

Lamu, mejor lugar para ver la arquitectura Swahili

Lamu

Costas en la ciudad de Lamu. Foto tomada por Magnus Kjaergaard

La población de Lamu es el más grande la Isla de Lamu en el país africano de Kenia. Este lugar es el pueblo más antiguo de este país al ser uno de los asentamientos Swahili en las costas de África Oriental y su puerto ha existido por más de mil años, desde donde se hacía tráfico de esclavos hasta que fue abolida la esclavitud, sin embargo ahora su economía se basa principalmente en el turismo.

Para llegar a este lugar lo más fácil es hacerlo por aire directamente desde la ciudad de Nairobi desde donde salen vuelos de Air Kenya; así como desde Malindi y Mombasa en el sur. El aeropuerto se encuentra en la isla, al otro lado de la ciudad de Lamu, así que para llegar allí se necesita tomar un bote o un ferry. También se pueden tomar autobuses desde Mombasa que es mucho más económico que ir en avión.

Lamu

Vista de la ciudad de Lamu. Foto tomada por MysteryBee

Esta población fue fundada en el siglo catorce y tiene varios excelentes ejemplos de la arquitectura Swahili, por lo que su casco antiguo fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por tener el asentamiento de este tipo más antiguo y mejor preservado de esta región africana. Además Lamu estaba en las principales rutas de comercio de Arabia, por lo que tiene mucha influencia de esta cultura también.

Allí se recomienda visitar el Fuerte Lamu que fue construido por el Sultán Fumo Madi ibn Abi Bakr para proteger a los miembros de su gobierno que no era muy popular; también la Mezquita Riyadha que se convirtió en uno de los centros más prestigiosos de estudios islámicos en África del Este y a la que llegan personas desde países africanos como Congo, Tanzania y Sudán durante el festival del nacimiento del profeta Mahoma.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario