Japón

Monte Osore, la entrada al infierno


El Monte Osore, que es conocido también como Osorezan, está ubicado en la remota Península de Shimokita, en la Prefectura de Aomori, en el norte de Japón. De acuerdo a la mitología popular, en este lugar está la entrada al infierno, y esta fama se debe principalmente a que este sitio es muy activo volcánicamente y tiene unos paisajes que son hechos de piedras, de aguas burbujeantes y de colores extraños.

El nombre de este monte significa la “montaña del Miedo“, un nombre que sale de todo lo que los rodea, así como del fuerte olor a sulfuro que allí se siente. Pero a pesar de esto, este lugar es uno de los tres lugares más sagrados de todo Japón y el templo principal está justo al lado del Lago Usori, que tiene una gran belleza al mostrar varios grados del color azul, que se forman debido al alto contenido en sulfuro que tiene el agua.

Una de las características principales que hacen creer que este lugar es el paso hacia la otra vida es el río que pasa por allí, que debe ser cruzado por todas las almas con el apoyo de Jizo, un Bodhisattva que las protege de los demonios. Los padres de niños pequeños que han muerto van a este lugar a hacer pilas de piedras en el río, para que puedan pasar sin problemas hacia el otro lado, y ponen decoraciones de colores para recordarlos.

A pesar de que llegar al Monte Osore no es lo más fácil ni para los locales ni para los turistas, este es un gran destino para visitar lleno de paisajes y de misticismo. Además el templo que hay allí tiene varios lugares de alojamiento para los que se quieran quedar en la noche, y de una vez pueden aprovechar para visitar las aguas termales que hay en los alrededores, que tiene propiedades curativas.

Fotografías de fujisan3 (Mr.mt), tsuda, vera46.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario