Japón

Gastronomía Insólita: Shirako

¡Atrevidos!

Uno de los puestos en el podium de bocados extraños es, sin duda, para el Shirako, uno de los platos más cotizados de la alta gastronomía japonesa. Pero, ¿qué es el shirako? Pues como indica la traducción literal de su nombre, significa “semen de pez”.

Ya, ya sé que a estas alturas los estómagos más delicados estarán rebotando dentro de algún que otro abdomen, pero eso es lo que hay, por lo menos en las tierras niponas. Y no crean que el manjar sale barato, que de eso nada de nada. De hecho es el plato más caro que se conoce, en relación con la cantidad que se sirve. Así, por unos gramos de esta exquisitez, el comensal suele pagar en algunos restaurante orientales la friolera de entre 300 y 500€ (entre 400 y 670$).

Yaki Shirako, a la parrilla.

Se usa el semen de distintas especies marinas, pero el más habitual y también el más oneroso es el de fugu (pez globo) y el de anko, un pescado que también se utiliza para la fabricación de surimi. Ahora podremos entender las bárbaras cantidades de dinero que se barajan, ya que el kilo de fugu anda por los 3000€ en la lonja, alcanzando un precio de 5.000€ el kilo en la reventa. Ahora hemos de tener en cuenta que de cada pez globo sólo extraemos una bolsa seminal con unos gramitos de esperma.

Por si todos los datos no fuesen suficiente para conservar el encanto en torno a este bocado del recetario oriental, decir que la técnica para extraer la vesícula seminal de estos peces es el secreto mejor guardado de los chefs diplomados de Japón.

El Shirako suele asarse a la parrilla en su manera de presentarlo más cotidiana. No obstante resulta habitual que los restaurantes orientales lo sirvan también en tempura, cocido o incluso en sopas.

Fotografías de butterforfilm, cumi&ciki, takaokun, panduh, sawa.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario