Italia

Detalles nuevos y antiguos en la Catedral de Verona


La Catedral de Verona, que también es llamada como la Cattedrale di Santa Maria Matricolare o Duomo di Verona, es la iglesia más reconocida de esta ciudad del norte de Italia. Este sitio fue construido basándose en dos iglesias cristianas antiguas que estaban hechas en este mismo sitio y que fueron destruidas en un terremoto en el año de 1.117, siendo casi un homenaje a ellas.

La primera catedral que estuvo en este sitio fue consagrada en el año 380 d.C., un poco hacia el norte de donde está la actual y después fue reemplazada por una mucho más grande en el siglo quinto. Algunos de los mosaicos en el suelo que datan de estas iglesias antiguas aún pueden ser vistos debajo de la iglesia de Santa Elena y en el Claustro de la más reciente catedral.

La fachada occidental de esta Catedral de Verona está hecha en un estilo austero típico del románico de esta ciudad y la puerta que está allí fue esculpida por el Maestro Nicolo a principios del siglo decimosegundo. Allí se ven algunos relieves que muestran a San Juan Bautista y San Juan Evangelista en tallados sobre roca, además de que en el tímpano está la Virgen con el Niño y la Adoración de los Pastores.

También se recomienda ver el portal sur que tiene tallados del siglo decimosegundo y el interior, que está hecho en un estilo gótico y que tiene tres pasillos divididos por inmensos arcos. En esta parte de la iglesia también se pueden ver las pinturas al fresco de Giovanni Maria Falconetto, así como las decoraciones del coro hechas por Sanmicheli, las partes de las iglesias antiguas en la iglesia de Santa Elena y en los claustros y la torre que se destaca en el horizonte de esta ciudad.

Fotografías de Tomato Geezer, ninasaurusrex, grongar, J Luoh, neiljs.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario