Escocia

El Real Jardín Botánico de Edimburgo

Royal Botanic Garden Edinburgh

30.000 hectáreas dedicadas al conocimiento científico y una impresionante atracción turística, así es catalogado el Royal Botanic Garden Edinburgh, un jardín físico, concebido en la segunda mitad del siglo XVII para cultivar plantas medicinales que sirvieran a los galenos para la curación de enfermedades.

Esta costumbre anterior al siglo XX potenció la fundación de jardines botánicos por todo el mundo, con un marcado carácter médico y científico, que imponía el estudio de la botánica con fines prácticos, divulgativos y de investigación. Es el caso del Real Jardín Botánico de Edimburgo, protegido por el gobierno escocés, que lo financia y promueve.

Royal Botanic Garden Edinburgh

En la actualidad, los habitantes de la capital escocesa encuentran en ‘The Botanics’, como es conocido popularmente, un lugar para el esparcimiento y los paseos familiares. La entrada es libre, aunque para pasar a los invernaderos se debe pagar poco menos de £4,00.

Jardines, herbarios, invernaderos y hasta una biblioteca impagable, con más de 70.000 volúmenes y 150.000 publicaciones periódicas, que la convierten en una de las más grandes de Escocia.

Las instalaciones del Real Jardín Botánico se complementan con las filiales de Benmore, Logan y Dawyck, que pueden ser visitadas durante la estación veraniega. ‘The Botanics’, en cambio, puede ser visitable todo el año.

Fotografías de SMJ, Ian Petticrew, Tom Richardson, kyz.
Licencia Creative Commons y/o Public Domain
.

Sobre el autor

Mar Santiago

Periodista y traveller, especializada en otras culturas y países en conflicto. Ha trabajado para importantes medios de comunicación (RNE, EFE, Diario16...). En la actualidad comparte sus experiencias a través de la blogosfera.

Deja un comentario