China

Templo de A-Ma en Macao


El Templo de A-Ma está ubicada en la parte suroccidental de la Península de Macao, y es uno de los templos más antiguos y famosos de toda esta parte, que es una administración especial de China. Este lugar fue construido a finales del siglo quince, en el año de 1488, y está dedicado a la diosa de los pescadores y de los navegantes, llamada Matsu, y en la actualidad es uno de los atractivos turísticos de la región.

Se dice que el nombre de Macao se debe en realidad a este templo, porque cuando los portugueses llegaron preguntaron a los locales por el nombre de la tierra, pero estos creyeron que preguntaban por el nombre del templo, por lo que contestaron “Ma Ge” que era el nombre antiguo, por lo que ellos tradujeron en nombre como Macao y llamaron a toda esta parte con este nombre, gracias al templo.

A-Ma es un excelente destino para los visitantes que quieren ver un poco de la historia y la cultura milenaria local, además para los que quieren disfrutar un poco del silencio y de las vistas espectaculares. Este templo está compuesto de seis partes principales, cada una de las cuales está hecha en estilos tradicionales de la arquitectura china, por lo que es considerado todo un tesoro, y todo él está cuidado por leones de piedra.

Al entrar al templo cruzando por su puerta, los turistas se encuentran con el Salón Hongren, al que se llega por un camino zigzagueante. En este lugar es venerada la estatua de la diosa Matsu y se cree que es el lugar más antiguo de todo el complejo. Más adelante se puede encontrar el Salón de Avalokitesvara que fue construido utilizando principalmente ladrillos y piedras, y después está el Salón Budista o Zhengjiao Chanlin, que es uno de los más grandes y de los más hermosos.

Fotografías de Helanhuaren, Millevache, edwin.11, fifikins, WiNG.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario