Canadá

Árboles de Navidad en cada esquina de Ottawa


Ottawa es la capital de Canadá, además de ser la segunda ciudad en tamaño de la Provincia de Ontario y la cuarta en el país, por lo que atrae a una buena cantidad de turistas tanto nacionales como internacionales. Una de las temporadas favoritas para muchos de ellos es la de final de año, porque el ambiente que traen las festividades es maravilloso, y la mayoría quieren repetirlos después de vivirlo al máximo.

La magia de la navidad y de las celebraciones de fin de año se empieza a vivir en esta ciudad desde los últimos días de noviembre y hasta los primero de enero. Allí es común encontrar árboles de navidad en cada esquina, en cada casa y en cada tienda, por lo que uno de los mejores planes es ir a ver los más hermosos de centros comerciales y de las distintas calles, con sus luces intermitentes y decoraciones de diferentes tipos.

Uno de los lugares más espectaculares para ver el Ottawa en la época navideña es la llamada Colina del Parlamento, debido a que toda la edificación es iluminada de diferentes colores, siendo visible desde la mayor parte de la ciudad. Cuando se vaya a los centros comerciales, se recomienda buscar a Santa Claus, ya que él visita cada uno de ellos y se toma fotografías tanto con adultos como con los pequeños de la casa.

Durante este mes por las calles de esta ciudad se hacen diferentes desfiles con personajes típicos de la navidad, y además de ellos se pueden hacer otras diferentes actividades como recorrer las partes iluminadas en un trineo, ir a las variadas calles comerciales para encontrar tesoros en algunas de las tiendas artesanales locales y simplemente caminar acompañado de una buena bebida caliente para combatir el frío.

Fotografías de jpctalbot, abdallahh, QUOI Media, David.R.Carroll.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Un comentario, responde o deja uno tú también

Deja un comentario