Argentina

Parque Natural Ischigualasto en Argentina


El Parque Natural Ischigualasto está compuesto por una variedad de formaciones geológicas y está ubicado en la provincia de San Juan, en la parte noroccidental de Argentina, muy cerca a la frontera de este país con Chile. En la parte norte de este parque, los visitantes también pueden encontrar en Parque Nacional Talampaya, que también pertenece a la misma formación geológica.

Este parque es un área muy rica e interesante en cuanto a fósiles de dinosaurios, incluso los fósiles de dinosaurio más antiguos que se han encontrado en todo el mundo hasta el momento fueron descubiertos en este lugar. Este fósil es de un pequeño animal que tiene menos de un mes de largo y del cual los visitantes pueden ver una réplica en el excelente museo del parque, junto a otras réplicas tanto de dinosaurios como de sus fósiles.

Para los visitantes que quieran ver un poco más de estos fósiles y aprender sobre ellos, se recomienda ir al Museo de Ciencias Naturales que está a la entrada del Parque Ischigualasto, en donde se puede ver una buena muestra del tamaño y del lugar donde vivían los dinosaurios en esta parte del mundo. Este museo tiene varios cuadros explicativos sobre el descubrimiento de estos animales y de sus huesos, así como de su extinción.

En este parque los turistas además pueden ver unos paisajes realmente extraños, debido a las formaciones rocosas que han estado allí durante siglos que hacen que sea llamado por algunos como el “Valle de la Luna“. Y este nombre es muy apropiado porque allí se pueden recorrer cuarenta kilómetros de caminos sin asfaltar que van hacia arriba y abajo en medio de la nada. Ya cuando el sol se va a poner, tal vez se puedan ver algunas lagartijas, pero aparte de ellas a simple vista no se aprecian más signos de vida.

Fotografías de PabloBD.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario