Suiza

Augusta Raurica, ciudad romana en Suiza

Augusta Raurica 3
En lo que hoy conocemos como Suiza han existido varias culturas e historias que han dejado sus huellas, algunas de las que puedes ver hasta el día de hoy. Una de ellas está relacionada con el Imperio Romano, que conquistó el centro de los Alpes alrededor del siglo quince a.C., empezando por las cercanías a Basilea, en donde en la actualidad puedes ver un asentamiento de aquellas épocas que está muy bien conservado.

A sólo veinte kilómetros hacia el oriente de Basilea, cerca de las poblaciones de Kaiseraugst y Augst, que fueron nombradas en honor al emperador Augusto, se encuentra Augusta Raurica. Allí puedes visitar un sitio arqueológico romano que es un museo al aire libre, ubicado en las orillas del sur del río Rin, y que es reconocido como uno de los asentamientos más antiguos de este imperio cerca de esa corriente de agua.
Augusta Raurica 2
Este lugar tiene más de 2.000 años de antigüedad y recibe su nombre tanto del emperador como de la tribu celta de Rauriker, y en sus mejores días unas 20.000 personas vivieron allí. En este lugar existía de todo lo que estas personas pudieran querer y necesitar como talleres, templos, tabernas en las que se servían los famosos vinos con especias, y hasta baños públicos.

Augusta Raurica es además uno de los sitios romanos mejor preservados de la región, principalmente porque allí no se hicieron nuevos asentamientos ni siquiera en las épocas del Medioevo o las contemporáneas. Es por esto que allí tienes la oportunidad de dar un vistazo a lo que era la vida en aquellos tiempo, visitando sitios como el anfiteatro, el Foro Principal, el Teatro, el acueducto, y algunos sitios privados como una panadería y una taberna, que en ocasiones tienen actores vestidos de romanos para añadir un toque extra.

Y estando en este sitio, también te recomiendo pasar por el Museo Romano, que es en donde están algunos de los objetos de más valor de los que se encontraron allí y que incluyen monedas, platos, bandejas, cucharas y estatuas hechas de metal. En el museo también puedes ver la reconstrucción de una casa romana, con artefactos que ilustran como era la vida diaria en el asentamiento.

Fotografías de GuidoR, ActiveSteve, a-zehn-fr, Codrin.B.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario