Botsuana Sudáfrica

Parque transfronterizo de Kgalagadi

Kgalagadi

Antílopes en el Parque Kgalagadi. Foto tomada por Malapo Country Lodge

El Parque transfronterizo de Kgalagadi se encuentra en las regiones del desierto del Kalahari tanto de Botsuana como de Sudáfrica y se formó con la unión oficial del Parque Nacional Gemsnok en Botsuana y el Parque Nacional Kalahari Gemsbok de Sudáfrica. Este parque ofrece unos paisajes de desiertos infinitos con manadas migratorias de animales como ñus, gacelas, antílopes y otros más comunes como leones, guepardos y leopardos.

Este parque también es muy popular por sus famosas dunas rojas que tienen una flora única que tiene una gran diversidad. Además allí aún viven algunas de las comunidades que habitaban este lugar desde hace cientos de años. Como los Mier que principalmente tienen granjas con ovejas y cabras en el sur de las dunas del Kalahari y los Khomani que en realidad no es una tribu sino una reunión de diferentes gentes con diferentes idiomas y prácticas culturales.

El área de este parque es de cerca de 38.000 kilómetros cuadrados con 28.400 de estos localizados en Botsuana y el resto en Sudáfrica. El clima allí en verano, entre octubre y abril, alcanza los cuarenta grados centígrados e incluso un poco más, mientras que en el invierno, de junio a agosto, las temperaturas se mantienen alrededor de los veinticinco grados con cielos muy claros, aunque las noches son extremadamente frías. Esta temporada es la mejor para ver los animales que existen en este parque.

Kgalagadi

Suricato en Kgalagadi. Foto tomada por Mister-E

Los turistas pueden entrar al parque a través de cualquiera de los dos países y utilizarlo como tránsito desde que tengan todos sus documentos en orden. Usualmente allí se llega conduciendo un automóvil de alquiler que puede ser recogido en ese lugar si se va a salir por el otro país. Este parque se puede explorar libremente, sin importar el país por el que se halla entrado y si se sale por la misma puerta por la que se entró ni siquiera se necesita llevar el pasaporte.

Para recorrer este parque se requieren camionetas 4×4, debido a que ninguno de los caminos está asfaltado. Allí se encuentran varios campos de descanso y los visitantes se deben asegurar de salir a una buena hora para llegar al siguiente campo antes del atardecer, ya que allí está prohibido viajar cuando ya está oscuro. Muchos turistas van allí a ver los famosos suricatos, en especial después de que tuvieron su propio programa de televisión, y más que todo se pueden encontrar cerca del Centro de Visitantes Twee Riveren.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario