República Centroafricana

Reserva Natural Dzanga Sangha

Dzanga Sangha

Reserva Natural Dzanga Sangha. Foto tomada por happytellus

La Reserva Natural Dzanga Sangha se encuentra en los bosques lluviosos hacia el sur de la República Centroafricana que tiene un área de más de cuatro mil kilómetros cuadrados y ese lugar está dividido en dos parte principales que son las áreas de Dzanga y de Ndoki, que juntas forman el Parque Nacional Dzanga Ndoki que se extienden por más de 400 kilómetros cuadrados y 725 kilómetros cuadrados, respectivamente.

En este lugar los visitantes pueden ver mamíferos de gran tamaño como los búfalos del bosque, los gorilas, los elefantes del bosque, los cerdos salvajes y los antílopes de la región. En la parte de Dzanga se han podido identificar más de tres mil elefantes que han sido contados a través de los años. Desde una plataforma que se encuentra en el borde de las salinas, los turistas pueden llegar a ver frecuentemente entre treinta y cien elefantes que se alimentan de este suelo rico en este mineral, por lo que también pueden ver sus comportamientos sociales.

Dzanga Sangha

Gorila en la Reserva Dzanga Sangha. Foto tomada por schacon

En Dzanga Sangha se encuentra un grupo internacional de investigadores que todos los días se encargan de localizar y seguir gorilas todos los días. En las mañanas un grupo de investigadores deja el refugio y se van a seguir a estos animales desde los lugares en donde durmieron, pasando por los lugares en donde se alimentan. Dos turistas por día pueden hacer parte de esta expedición, aunque tienen que tomar la responsabilidad por los riesgos a los que se exponen. Estos visitantes deben ser de mínimo dieciséis años y alguna persona con cualquier tipo de enfermedad, incluso gripe, no puede participar porque pondría en riesgo a los animales.

Otra actividad popular en este parque es la de ir a extraer vino de palma, en la que los visitantes se deben subir en una canoa que los lleva a paisajes diferentes de pantanos y manglares en donde se encuentran los árboles de palma rafia. El proceso es el de pararse encima de estos árboles y hace que su líquido salga, lo que puede tardar algunas horas. Sin embargo, tan pronto sale empieza su proceso de fermentación y su sabor es como el del mosto del vino de uvas.

Sobre el autor

Maritza Cárdenas

Escritora, periodista y amante de descubrir el mundo. Comunicadora Social y periodista de profesión, y una viajera por pasión que quiere compartir lugares y curiosidades del mundo.

Deja un comentario